jueves, 2 de octubre de 2014

UNA PERSONA, UN VOTO EN EL PSOE DE CASTILLA Y LEÓN

¿Quién se atreve?

El PSOE es el partido más sólido y cohesionado del panorama político español. Probablemente ningún otro soportaría el proceso de elección directa de sus dirigentes por los afiliados sin partirse en pedazos.

La experiencia vivida en el ámbito federal y en las comunidades autónomas nos puede ayudar a mejorar el proceso, a normalizarlo y a reducir sus costes políticos, internos y externos, que sin duda los tiene.

Los costes son inmediatos, pero los beneficios son de medio y largo plazo. Y son para todos. Para el partido en términos de credibilidad,  afiliación, activismo de la militancia y de voto, y para la sociedad, de garantía de democratización de las instituciones y de la práctica política.

¿Un partido que no hace ningún esfuerzo de democratización interna puede tener alguna credibilidad cuando plantea la regeneración democrática de las instituciones? ¿Y aquellos otros que solo se atreven a amagar, qué legitimidad tienen en sus proposiciones de radicalismo democrático?

En estos procesos se irá disolviendo poco a poco el peso de la opinión de los dirigentes y cuadros intermedios, sin duda muy sólido todavía, e irá ganando autonomía el criterio de la afiliación y su interés por la rendición de cuentas, verdadero meollo de este procedimiento.

Luis Tudanca

En Castilla y León el desencuentro entre dos compañeros que tras el congreso de Sevilla se ofrecieron como virtual ticket electoral para la co-dirección del partido -y fueron mayoritariamente aceptados en ese papel- nos ha llevado a la polarización y a extremar nuestras diferencias internas en casi todas las provincias.

Cuando su asociación quebró no supieron irse y evitar males mayores. Nunca compartí este proyecto. Tampoco la forma en que saltó por los aires.

Siempre traté de ser exquisitamente leal no con las personas, pero sí con el secretario general y con el portavoz parlamentario. Salvo para formar parte de sus equipos, siempre me encontraron cuando creyeron necesitarme. ¡Uno siempre se alegra de que le necesiten!

Puedo acusarme de haber renunciado expresamente a criticar un proyecto político que siempre creí condenado al fracaso. Todo proyecto que recibe el apoyo para ponerse en marcha tiene derecho a su oportunidad. Yo formé parte muy activa de uno al que algunos nunca se la concedieron. Eso explica mi actitud, creo yo.

Ahora que se me ofrece elegir entre una parte del pasado y un futuro nuevo, yo elijo futuro. Para el PSOE y para Castilla y León.

Por eso apoyo a LUIS TUDANCA. Sin cálculos personales, solo pensando en el proyecto socialista para esta Comunidad, aunque comprendo los previsibles juicios de intenciones sobre mi elección. Todos tendemos a hacerlos de las de los demás.

Sí espero que mi generación política pueda tener en este proyecto el papel que le corresponde, porque sabremos renunciar al que le corresponde a otra nueva.

Constato en este proceso que en el juego colectivo de opciones y lealtades públicas encontradas tiene un peso fundamental la vida orgánica provincial, a pesar de tratarse de una elección autonómica. Una prueba más de cómo se ha debilitado el proyecto socialista para Castilla y León en estos años.

Entre provincias las afinidades personales y políticas son más complejas, están más sujetas a lealtades de doble obligación. De ahí, de la generosidad que cabe esperar de todo socialista y de reforzar el proyecto autonómico vendrá la cohesión del día después, que habrá que ganarse durante muchos días.

En esta competición entre compañeros, solo es menos que nadie el que pretenda ser más. Tengo que lamentar alguna mala cara y algún exceso en las redes sociales. Pero... ¡qué menos!


Toda opción es más que respetable. El trabajo que tenemos por 
delante es ciclópeo. Además de compañer@s tengo much@s y buen@s amig@s que han hecho apuesta pública por ambas partes. Es verdad que me gustaría que mi propia opción les convenciera a tod@s. Por eso les digo: Por lo que yo sé, por lo que yo creo, por lo que yo intuyo, por lo que yo siento, nuestra mejor opción es el futuro: LUIS TUDANCA

viernes, 27 de junio de 2014

PRIMARIAS ABIERTAS

La sociedad española rechaza la imagen que de sí misma proyecta la política y los políticos. Quiere mirarse en otro espejo, que le devuelva la seguridad en sí misma.

Exige calidad a las instituciones y a las personas que las encarnan. Está en su derecho.

Reconoce la incapacidad de los partidos y de los gobiernos para resolver problemas globales en el espacio raquítico del estado-nación y desconfía de las políticas que se comprometen en su nombre más allá de este ámbito, sea la UE, el G-20 o cualquier otra esfera internacional.

Siente que los partidos no representan a la ciudadanía. Que responden a los intereses de los poderosos y a los suyos propios, encubiertos en ceremonias de responsabilidad y razón de Estado. Ha descubierto que no han adaptado su papel constitucional de instrumento fundamental para la participación política a las exigencias de la sociedad-red castigada por la crisis.

Al PSOE su electorado no se lo perdona. O se convierte en otro actor político o corre el riesgo de ser arrollado por otros actores políticos.

La elección de los candidatos –de todos- mediante primarias abiertas es la expresión de un compromiso de cambio en la organización que nos lleve no a unas nuevas relaciones con la sociedad, sino a fundirnos con ella y con sus causas.

Significan devolver el poder de los aparatos a los militantes y a los votantes y mejorar la calidad de la representación política. Dan credibilidad al compromiso de cambio de cultura política que nos exige la ciudadanía: coherencia sin concesiones con los principios en la práctica política orgánica e institucional  y en la vida personal.

Nadie nos exige que seamos más de izquierdas. Quieren que seamos lo que somos en la sociedad abierta que nos toca vivir. Con seriedad y coherencia. Sin juegos de impacto ni malabarismos políticos.

El PSOE arrastra su agonía desde que renunció a las primarias a cambio del congreso de Sevilla en el que la vieja política logró perpetuar su divorcio con la sociedad.

Las primarias abiertas representan la reconstrucción de nuestra complicidad con la ciudadanía. La referencia de la nueva política. Pero solo son un punto de partida.


Publicado en www.primariasabiertas.com
http://primariasabiertas.com/articulos-francisco-ramos.html


sábado, 14 de junio de 2014

PSCyL-PSOE: MERECER EL FUTURO

El Partido Socialista de Castilla y León no son estos dirigentes. El PSCyL no está dividido entre partidarios de Oscar López y Julio Villarrubia. El PSCyL, sometido durante los últimos años a una polarización entre ambos notables está más harto que nadie de peleas de gallitos. El PSCyL no se merece el precipicio al que lo han empujado. Mucho menos lo merece la ciudadanía de esta Comunidad.

El PSOE de Castilla y León no es un partido de políticos profesionales. Cuenta sobre todo con profesionales que están dispuestos a entregar años de su vida a la política.

A los políticos profesionales el pánico a perder el empleo en las urnas les lleva a tomar decisiones que les hacen perder en mayor medida la confianza de la ciudadanía. Cavan así su propia tumba y arrastran a aquellos colectivos e intereses que dicen representar. Por eso la ciudadanía no quiere políticos sin otra experiencia profesional.

Pero. sobre todo. el PSOE sigue siendo un partido de militantes, a pesar de que muchos se han ido los últimos años, entre otras causas, por falta de liderazgo político, generosidad y sentido de los límites de algunos dirigentes.

En cada rincón de esta Comunidad se puede encontrar a alguien que levanta en nombre del PSOE una bandera de sereno equilibrio entre libertad e igualdad, de compromiso con los más débiles, con la causa de los trabajadores y las clases medias. Personas honestas y capaces cuando asumen responsabilidades de gestión de lo público, con pasión por la justicia, por la convivencia cívica y el encuentro con los que viven y piensan de forma diferente. Todos y todas con los mismos riesgos de cometer errores que cualquiera.

En su nombre y en el propio, pido un perdón que nos tenemos que merecer, lo sabemos.

El PSOE está lleno de personas responsables, que viven el ideario socialista, a las que ahora les toca demostrarlo y dar un paso al frente.

El nuevo PSCyL no puede permitirse más sucursalismos de Ferráz. Esta es su prueba de madurez. Tiene que decidir su futuro con plena autonomía, acompañado solo por la ciudadanía de Castilla y León. Con diligencia, pero sin prisas. En mi opinión lo primero son una primarias abiertas, porque lo primero es el compromiso con la ciudadanía y con el gobierno de Castilla y León. No es una cuestión de procedimiento, es que solos no vamos a ningún sitio. Ya hemos visto cómo se pueden ganar congresos perdiendo la confianza de la sociedad.

Elegido el liderazgo social –el candidato/a-, el orgánico –el secretario/a general- lo decidiría con responsabilidad toda la militancia evitando conflictos de intereses y bicefalias.

El perfil del nuevo líder es el de quién sabrá llegar cuando se le necesita y esté dispuesto/a a irse cuando sea una carga para el proyecto colectivo y, por tanto, para el interés general. Joven, porque necesita recorrido. Solvente y con capacidad de gestión acreditada. Humilde sin fingimientos. Optimista para luchar y alegre para conquistar. Tan próximo que comparta cada día las dificultades y la grandeza de vivir y trabajar en esta tierra. Una persona como cualquier otra de aquí. Con plena confianza en los recursos, los valores y las personas de Castilla y León. Con pasión y solidez intelectual para encarnar un proyecto de desarrollo, empleo y recuperación demográfica para toda la Comunidad.

No necesitamos que sea el o la mejor de entre nosotros (pánico me dan los mejores). Basta con que sepa unirnos sin excluir a nadie. Tiene que saber sacar lo mejor de cada cual, dentro y fuera del partido.

En el PSOE -también en el de Castilla y León- es el momento de la nueva política, de la ética democrática, del compromiso socialista, de la responsabilidad sin renunciar a las convicciones. Con limpieza, transparencia y generosidad. Nos debemos a la ciudadanía, además de a nuestra propia historia. No caben intereses personales frente al interés general.  No hay lugar para  estratagemas ni operaciones maquiavélicas o de fontanería partidaria. Quedan excluidos los protagonistas, muñidores y cómplices de esta crisis. El riesgo, cada vez más probable, es el abismo de la irrelevancia política.




martes, 3 de junio de 2014

PSOE: BARONÍAS versus CREDIBILIDAD SOCIAL


El PSOE nunca debió llegar a las elecciones europeas sin una referencia política clara, porque el liderazgo político no se puede parcelar por ámbitos territoriales o institucionales. La ciudadanía necesita al PSOE en su ciudad y su pueblo, en su comunidad, en España, en Europa y para entender y dar respuesta al mundo globalizado. El liderazgo y la confianza no se pueden fragmentar, porque son percibidos y otorgados por la ciudadanía de un solo golpe de vista o, si se quiere, de un solo pálpito del corazón.

El liderazgo sí se puede compartir y alimentar de la energía colectiva que lo sustenta. Es el liderazgo inclusivo, democrático y motivador frente al liderazgo autocrático de “los mejores”, que se agota en las capacidades del líder.

El de Rubalcaba en el PSOE nunca tuvo la confianza de la ciudadanía. Siempre despertó en las encuestas más rechazo que Rajoy y sus devastadoras políticas de recorte, desigualdad y pobreza. Aún así hasta las elecciones europeas mantuvo la amenaza de intentar perpetuarse.

Por eso el propio partido, los militantes y votantes interpretaron también las elecciones europeas como un refrendo al secretario general y a su eventual continuidad -y la de su entorno- al frente del partido. Los resultados les han echado aunque no se acaben de ir,  con esta dimisión diferida que muchos no entendemos.

Cada proceso electoral que ha afrontado la actual dirección del PSOE ha sido un desastre que, naturalmente, no puede imputarse a su exclusiva responsabilidad. Sí lo es que hayan sido refractarios a esos resultados, a la realidad social y a la del propio partido.

La sociedad española percibió el acceso de Rubalcaba y su entorno a la dirección del PSOE como un tejemaneje apresurado de las élites de siempre para perpetuarse en el poder, cuando lo que exigía de nosotros era la renovación necesaria para hacernos perdonar nuestros errores y la apertura a la dura realidad de la vida cotidiana de los trabajadores y las clases medias.

Ahora, en los debates de procedimiento la ciudadanía sigue viendo un juego de tronos ajeno a sus necesidades y aspiraciones. Pero el liderazgo del PSOE no se convalida en el partido, sino en la sociedad. Será un liderazgo social o no será.

La única opción del PSOE honesta consigo mismo y con lo que pretendemos representar es la de compartir con la ciudadanía la elección de su liderazgo y la convalidación de sus compromisos básicos con la sociedad española: defensa del Estado del Bienestar, erradicación de la pobreza y reducción de la desigualdad social. Política fiscal progresiva y lucha radical contra el fraude fiscal. Apoyo a la economía productiva y control de la economía financiera, trabajo digno y estímulo de la demanda. Refuerzo de la Europa social equilibrado con el fortalecimiento de la democracia local. Libertades públicas y derechos sociales universales. Política sin más razón de Estado que el bienestar de la ciudadanía y ética pública de la sobriedad y el interés general. Moderación en las formas, sin concesiones en las políticas socialdemócratas que la sociedad española espera y tiene el derecho a exigirnos.

No hay más hoja de ruta que la que hoy tiene credibilidad: Elecciones primarias abiertas para el liderazgo social y congreso lo más participativo posible para su convalidación interna, POR ESTE ORDEN, como punto de partida. A partir de aquí, aprender y emprender un cambio en profundidad en la cultura y la acción política. Ganaremos el congreso y las elecciones sólo si la ciudadanía nos acompaña. Y es posible que sólo dé credibilidad a este proceso, sea el que sea, si hay concurrencia de candidaturas y, al final, pierde un titular y gana un aspirante.

Ganar un congreso de socorros mutuos entre baronías solo serviría para volver a 2011 y reeditar el calvario electoral que ya hemos padecido cuando más nos necesitaba la ciudadanía. Sería un camino sin retorno.

Publicado en publico.es
2 de junio de 2014



lunes, 30 de diciembre de 2013

DRAMATISMO DEMOGRÁFICO

LA POBLACIÓN DE PALENCIA A 1-1-2013 (En el contexto de Castilla y León)

El 1 de enero de 2013 la provincia de Palencia tenía 168.955 habitantes.
A lo largo de 2012 perdió 1.758 personas, el 1,30 % de su población. Por encima de la media de Castilla y León.

Según estos datos Palencia fue la 9ª provincia que más población perdió de España entre el 1-1-2012 y el 1-1-2013.

Esta pérdida de población es muy superior a la prevista en las proyecciones de población del propio INE.

Se intensifica profundamente la tendencia demográfica regresiva que ha mantenido la población provincial desde principios de siglo, aún en los momentos de mayor bonanza económica y dinamismo demográfico, tanto de España como de Castilla y León.

Del conjunto de sus municipios, 32 ganaron población, 7 la mantuvieron y 152 perdieron efectivos demográficos.

La capital perdió 549 habitantes, el 0,68 %, quedándose en 80.649 residentes.
Desde 2009, cuando alcanzó su población máxima de 82.651 habitantes, Palencia-ciudad ha perdido una media  de 500 habitantes al año.

De los municipios de más de 1.000 habitantes, ganan población, por este orden: Grijota, Saldaña, Villalobón, Villamuriel de Cerrato y Venta de Baños. Pierden población todos los demás. Los que menos pierden son Baltanás y Aguilar de Campoó y los que más  Paredes de Nava y Osorno la Mayor.
En su conjunto, el medio rural de la provincia perdió 1.209 habitantes, el 1,35 % de su población, el doble que la capital, en términos relativos.

En lo que va de siglo XXI Palencia ha perdido 9.361 habitantes,  - 5,25 %, mientras que Castilla y León ganó un 1,64 % y España incrementó su población en un 16,37%, diez veces más que nuestra Comunidad.

EL MARCO DE REFERENCIA DE CASTILLA Y LEÓN

A 1-1-2013 Castilla y León perdió el 1,03 % de su población respecto al 1-1-2012: 26.203 habitantes; la comunidad autónoma que más población perdió, tanto en términos absolutos como relativos. (La población española perdió un 0,29 %)

La población de Castilla y León, con  2.519.875 habitantes es equivalente a la que tenía la Comunidad entre 2005 y 2006.

Según los datos publicados hoy por el INE todas las provincias de Castilla y León  perdieron población a lo largo de 2012.

8 de las 12 provincias que más población perdieron de España son de Castilla y León.
Provincia
Pérdida de población (%)
Provincia
Pérdida de población (%)
AVILA
-1,42
SEGOVIA
-1,22
BURGOS
-0,99
SORIA
-1,30
LEON
-095
VALLADOLID
-0,37
PALENCIA
-1,03
ZAMORA
-1,74
SALAMANCA
-1,43
 TOTAL CyL
    -1,03

León, Palencia, Salamanca y Zamora tienen menos población que a principios de siglo.

POR QUÉ SE PIERDE POBLACIÓN.

Por un saldo vegetativo negativo, consecuencia de una población muy envejecida.
 +
Por el retorno o la emigración de los emigrantes que vinieron durante los tiempos de bonanza económica. (A pesar de que a Palencia vinieron menos que a otras provincias)
 +
Por la emigración económica de los jóvenes que encuentran empleo en otras CCAA o que prefieren estar parados en otras provincias en las que peciben más oportunidades de futuro. (Muchos de los parados de Palencia y de Castilla y León hay que contarlos en otras provincias)

PERSPECTIVAS DE FUTURO

Las estructuras demográficas de Palencia y de Castilla y León son tan débiles que su recuperación es imposible por sí misma, sin el impulso de la inmigración, pero hay que empezar por parar la emigración de los jóvenes, que desequilibra aún más la pirámide de población.

Las proyecciones del INE a corto plazo prevén pérdidas crecientes y sostenidas de población durante la próxima década tanto en Palencia como en Castilla y León.


VALORACIÓN POLITICA

Es el problema más importante de la provincia de Palencia y de Castilla y León.
Hay que empezar por reconocer el problema de forma realista.

Hay que rechazar que se presuma de algunas de sus consecuencias, como por ejemplo una tasa de paro inferior a otras provincias o comunidades a las que nuestros jóvenes van a buscar trabajo.

La pérdida de población tiene graves consecuencias en términos de financiación autonómica. El envejecimiento progresivo que implica, por la emigración de los jóvenes, afecta a los equilibrios entre población activa y población dependiente y a la propia balanza fiscal. La pérdida de población hace menos autónoma y más dependiente a Castilla y León.

El medio rural, por su mayor fragilidad, se ha visto más afectado por los recortes en servicios e infraestructuras y por el incremento de impuestos (el céntimo sanitario, por ejemplo), lo que contribuye a la expulsión de su población.

La demografía es la suma de todo lo demás: ESTOS DATOS SUPONEN QUE LA CIUDADANÍA SUSPENDE LAS POLÍTICAS DEL CONJUNTO DE LAS INSTITUCIONES DE LA PROVINCIA Y DE LA COMUNIDAD.

Los jóvenes de Castilla y León votan en esta Comunidad con los pies: marchándose. ¿Alguien ha venido haciendo cálculo electoral partidario con la emigración de los jóvenes de esta tierra?

TODAS LAS POLÍTICAS DE TODAS LAS INSTITUCIONES DE LA PROVINCIA Y DE CASTILLA Y LEÓN DEBEN ESTAR SOMETIDAS A UNA EVALUACIÓN PREVIA Y POSTERIOR DE SUS EFECTOS DEMOGRÁFICOS (Un test demográfico) Aquellas que no sirvan para garantizar a los jóvenes el derecho a vivir y trabajar en su propia tierra, reconocido en el Estatuto de Autonomía, deben desecharse.

Hacen falta más políticas de verdad, menos recortes y, sobre todo, menos políticas de papel y menos autobombo de las instituciones, que tienen que pedir perdón a la ciudadanía a la vista de estos datos.



Fuente: Cifras Oficiales de Población de los Municipios Españoles: Revisión del Padrón Municipal a 1 de enero de 2013 (INE)
Publicados el 30 de diciembre de 2013

Foto: Revilla de Campos

martes, 24 de diciembre de 2013

FELIZ AÑO NUEVO



Que tengáis buen año entero



Dichosa edad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron nombre de dorados, y no porque en ellos el oro, que en nuestra edad del hierro tanto se estima, se alcanzase en aquella venturosa sin fatiga alguna, sino porque entonces los que en ella vivían ignoraban estas dos palabras de tuyo y mío. (...)

No había la fraude, el engaño ni la malicia mezclándose con la verdad y la llaneza. La justicia se estaba en sus propios términos, sin que la osasen turbar ni ofender los del favor y los del interese, que tanto ahora la menoscaban, turban y persiguen.

Miguel de Cervantes
Don Quijote de la Mancha. Primera parte. Capítulo XI "Cena con los cabreros"

  

Carmen y Marcelino, me mandan, en respuesta a la elección de esta cita, dos gotas preciosas de talento e intención certera. ¡Que lujo!. Gracias. Aquí están:

Feliz Navidad para cuantos, aún, no han perdido la fe en un tiempo transparente donde las diferencias sociales dejen paso a la justicia. Carmen Arroyo

* * *

                                        Para esta Navidad
                                        sólo pedimos 
                                        pan.
                                        ¿Y nada más?
                                        Que el "dulce" Niño aprenda
                                        -Dios me perdone-
                                        a jugar 
                                        con Barrabás.
                                                       Marcelino García Velasco


domingo, 15 de diciembre de 2013

¿QUE SERÁ DE LOS AYUNTAMIENTOS DEMOCRÁTICOS?

Año nuevo, vida nueva. Así será el 1 de enero de 2014 para los ayuntamientos, con la reforma local que se está perpetrando en las Cortes Generales.

La reforma tiene tres objetivos clarísimos: Recortar lo que se pueda en servicios sociales, acabar con las entidades locales menores y centralizar competencias de las comunidades autónomas en el Estado y de los ayuntamientos en las diputaciones. Mala cosa, por inconstitucional y dañino.

Los servicios sociales de los ayuntamientos son la puerta de entrada al sistema de servicios sociales y atención a la dependencia. A poco que se cierre, se bloquea el acceso a este sistema de protección social, aún precario. Se va a recortar mucho y no se va a ahorrar nada, pero se hará mucho daño a los más débiles.

Lo malo es que a partir de ahora para los ayuntamientos lo que no es obligatorio quedará prohibido y no podrán responder como solían a las demandas ciudadanas. Menos poder local, menos participación ciudadana.

Nadie sabe qué va a pasar con los servicios de juventud, de igualdad, la protección de los consumidores, la educación de adultos, la promoción económica y del empleo, el desarrollo rural y otros servicios para garantizar la calidad social del espacio público. Al centro asociado de la UNED le dan tres años.

Los ayuntamientos se quedan para poner las calles, asfaltarlas, alumbrarlas, dar agua y atender el cementerio. Lo que hacían antes de la transición democrática. Eso los de las ciudades, los de los pueblos las fiestas y atender las quejas, que lo demás queda en manos de la diputación, que será también su central de compras ¡Menuda juerga!

La cabeza de las entidades locales menores va a ser servida en bandeja de plata en Bruselas. 226 en Palencia, que administran el 62% de la superficie catastral colectiva de la provincia. Una pieza golosa.

A este baile las comunidades autónomas no han sido invitadas. En nuestro caso el modelo territorial de Castilla y León recién aprobado por las Cortes dependerá de lo que propongan las diputaciones y lo que disponga el Ministerio de Hacienda. La Junta va a pintar poco.

Ni Rajoy, ni Montoro, ni los diputados y senadores del PP han hecho ni puñetero caso a tres o cuatro acuerdos unánimes de las Cortes de Castilla y León contra esta reforma. La Junta se ha entregado porque, digan lo que digan, no tienen lo que hay que tener. Independencia y sentido de Comunidad y de Estado.

Pierde la política, pierde la lucha contra la corrupción, pierde la ciudadanía, pierde la democracia. ¿Ganan ellos?


Publicado por el diario palentino el 11-XII-13